martes, 20 de septiembre de 2016

Ejercicio literario: slowmotion



"Se acercó a la ventana con celeridad, sin mirar atrás y sin preguntarse por qué lo estaba haciendo. La habitación gozaba de una penumbra tranquila, un lugar que no parecía sentir la necesidad de depurarse con una luz nueva. El marco de la ventana parecía dedicarle una mirada estoica, pálida por los años, enseñando las vetas de la madera como arrugas oscurecidas. Los cristales empañados mostraban el exterior en silencio, ocultando el susurro de la brisa y el movimiento agitado de los árboles. El tacto era áspero y rugoso, una bienvenida violenta para las yemas de sus dedos, que consiguieron asir bien el marco, levantando las tablas de madera con cuidado, escuchando el traqueteo metálico de los raíles, observando cómo el exterior se mostraba más nítido cuando no había ningún cristal como barrera. Un chasquido fue el cómplice que informó de que estaba colocado en su sitio, descansando sobre su cabeza, venciendo a la gravedad y dejando que el viento entrase a la habitación."
Y bien, ¿Tenéis una idea sobre el ejercicio que os traigo? Seguramente sí, aunque he de admitir que es la primera vez que lo hago y no creáis que ha quedado muy bien. Además, he incumplido una de las normas - o más, seguramente - así que mejor os lo explico.

Este ejercicio que he intentado hacer se llama, en el ambito de la escritura creativa, "slowmotion". ¿En qué consiste? Este tipo de actividades sirve para que el escritor adquiera fluidez en la narrativa y en la descripción. Un ejercicio bien hecho provoca un efecto de dinamismo en la trama. He intentado buscar un ejemplo en internet, pero solo los he encontrado en inglés :(

Bien, ¿Te atreves a llevar a cabo un ejercicio de SLOWMOTION? Pues aquí te dejo las normas que debes seguir para ello: 

1. La extensión será de 1-2 páginas en formato word. Aunque como quiero que compartáis vuestros intentos, podemos resumirlo a unas veinte líneas. Eso sí, ¡os animo a que lo llevéis a cabo en más folios!

2. La escena de slowmotion debe  tan solo 10 segundos de la realidad. Acciones como abrir una puerta, encender un cigarrillo, marcar un número de teléfono... en conclusión, que la escena de la que vas a hablar debe ser muy corta en el tiempo.

3. No se pueden incluir pensamientos: no puedes ocupar el escrito relatando los pensamientos que tiene la persona, ni lo que siente al ver el objeto o realizar la acción ni flashback o escenas pasadas que te puedan a ayudar. Debe ser una acción contada en el presente donde se busque lo descriptivo, la puesta en escena de lo que ocurre. 

4. Recuerda que el propósito de este tipo de ejercicios es que seas capaz de poner en situación a tu lector, a que entienda el entorno en el que se mueve y por lo tanto comprenda parte de la novela. El ejercicio es algo exagerado, ya que no podemos ocupar diez páginas de descripción sin aburrir al lector (o sí, pero hay que hacerlo muy bien). 



¿Y bien? ¿Te atreves a hacerlo? Si es así, no dudes en pasarte por el blog y comentar tus impresiones. Si te ha gustado este ejercicio y te interesaría que continuara hablando de ejercicios literarios y esas cosas bonitas, !también puedes usar los comentarios para ello¡

¿Quieres ponerte en contacto conmigo para cualquier tema? Tienes un nuevo correo: 

elblogdemartaconejo@gmail.com


miércoles, 14 de septiembre de 2016

Primera norma como lector de fantasía: suspensión de la incredulidad

Como ya sabéis, me encanta escribir fantasía. Y sobre todo leerla. Vosotros, ávidos y voraces lectores de literatura fantástica y de ficción (entre otras) sabréis que en las novelas de fantasía ocurren cosas... mágicas. 

Bien, hace tiempo escuché una frase que me gustó mucho. Decía que el lector y el escritor de fantasía tienen un acuerdo; el escritor debe crear una coherencia en su mundo fantástico, pero el lector tiene que creer todo aquello que diga el escritor. 

Esto, amigos míos, tiene un nombre que me parece muy bonito: en inglés se llama suspension of disbelief, y en castellano se conoce como "Suspensión de la credibilidad"

¿Qué es esto? Como os he dicho, este concepto representa la intención del lector para "suspender" la racionalidad, es decir, ignorar o pasar por alto todo aquello que en el mundo real es incoherente, como es la existencia de los minotauros y de los centauros, y concentrarse en la inmersión total en el mundo de ficción. 

Voy a compartir con vosotros un párrafo de uno de los libros de Vargas Llosa, donde habla de lo que él llama "Poder de persuasión", es decir, cuando una novela te puede enganchar y te atrae a su mundo, es decir, cuando suspendemos la incredulidad.

"El poder de persuasión de una novela es mayor cuanto más independiente y soberana nos parece ésta, cuando todo lo que en ella acontece nos da la sensación de ocurrir en función de mecanismos internos de esa ficción y no por imposición arbitraria de una voluntad exterior. Cuando una novela nos da esa impresión de autosuficiencia, de haberse emancipado de la realidad real, de contener en sí misma todo lo que requiere para existir, ha alcanzado la máxima capacidad persuasiva. Logra entonces seducir a sus lectores y hacerles creer lo que les cuenta, algo que las buenas, las grandes novelas, no parecen contárnoslo, pues, más bien, nos lo hacen vivir, compartir, por la persuasividad de que están dotadas."


¿De qué habla esto? De la primera norma para el escritor: la coherencia. En el mundo fantástico es necesario mantener esa coherencia, es decir, que tu novela sea capaz de ser autosuficiente. 

"El poder de persuasión de una novela persigue acortar la distancia que separa la ficción de la realidad y, borrando esa frontera, hacer vivir al lector aquella mentira como si fuera la más imperecedera verdad, aquella ilusión la más consistente y sólida descripción de lo real. Ése es el formidable embauque que perpetran las grandes novelas: convencernos de que el mundo es como ellas lo cuentan."

¿Cómo conseguir esto? Supongo que cada escritor tendrá sus trucos. ¿Mis consejos?

  • CREA PERSONAJES CONSTRUIDOS: crea fichas, personajes con luces y sombras, dejando de lado lo estereotipado, dando preocupaciones mundanas a tu personaje, pensamientos que lo conecten con el mundo real.
  • QUE LA TRAMA ESTÉ CONSTRUIDA: que los eventos tengan un sentido temporal y espacial, un "contexto" (setting para los ingleses). No hace falta que tenga un sentido "realista", pero sí que se pueda entender en el contexto de tu mundo fantástico.
  • QUE LOS DETONANTES Y LAS SOLUCIONES SE BASEN EN LA TRAMA: no uséis el deux machina, es decir, usar algo demasiado fantástico o que no tenga sentido para terminar y cerrar vuestra trama. Cuando escribes fantasía es como si tuvieras un tablero de ajedrez: tienes unas piezas y debes usarlas con mucha precaución. Tomate tu tiempo para ello.



Pero bueno, ¿Cómo creéis que se puede conseguir esto? Aquí abro el debate.
Escritores, ¿Cómo conseguís en vuestras novelas este poder de persuasión?
Lectores, ¿Cómo son las novelas en las que habéis sido capaces de "suspender la incredulidad"?

domingo, 11 de septiembre de 2016

He terminado de escribir mi novela. ¿Y ahora qué?

Escribes ese punto y final a una novela que te ha dado quebraderos de cabeza desde hace más de un año. Respiras aliviado, porque ¡Lo has conseguido! ¡Has terminado tu primera (o quizás no primera) novela! Te pones el We are the champions de Queen, bailas en la habitación y te tomas una cerveza en honor a tus personajes. 

Pero... ¿Ahora qué? Quizás esta duda no te asalta hasta varios días después, cuando ya has pasado la resaca de sentirte invencible y enorme por lo que has hecho. Ahora la ilusión y la motivación pasan a ser algo más leve; el raciocinio. ¿Y ahora qué?

Bueno, pequeño escritor, si has llegado aquí es porque quizás lo has buscado en internet. Aquí no vas a encontrar cinco pasos para hacerte un bestseller porque, ¿Sabes qué? no existen. Sino todos estaríamos en la lista del New York Times. Y no. No lo estamos.

Esto van a ser consejos realistas y personales; lo que yo hago al terminar la novela. El escritor que ha terminado su obra se siente imparable, en una cima a la que nadie más va a poder llegar. Seamos realistas y bajemos al valle.

¿Lo primero? Descansar. 
Consejo personal. Cuando terminas la novela tienes un velo en los ojos que no te vas a poder quitar. Tu manuscrito va a ser lo mejor que ha visto la madre tierra y no te vas a creer que nadie pueda rechazarlo. Pues bueno, aquí en el valle de la montaña te digo que sí, que es posible que te rechacen las editoriales. No pierdas la esperanza, y da un descanso a tu novela. Guárdala en un cajón durante unas semanas (te diría meses, pero esto ya es más complicado porque ni yo lo aguanto), piensa en otros proyectos, dibuja, baila.. ¡Haz con algo diferente!

Puedes hacer caritas. Como este señor

¿Lo segundo? Revisar la novela.
¿Por qué el primer paso es descansar si aún no hemos terminado con la novela? Como te he dicho, cuando terminamos de escribir sentimos que nuestra novela es genial porque estamos familiarizados a leerla, y no vamos a ver los errores que tiene. Cuando ya te hayas desvinculado de la novela podrás revisarla con un ojo más crítico. No tengas miedo a cortar cosas, añadir y aplastar escenas que antes amabas: cuanto más tiempo pases lejos de la novela más realista serás y verás qué escenas valen y cuáles no. Esto es un ejercicio, y se mejora con práctica. Ánimo, campeón.

Madre mía, ¿Por qué escribí esto?

¿Lo tercero? Consigue alguien que te lo lea.
Una persona cercana, ya sea amigos, familia, pareja, gente que conozcas de las redes sociales y que les guste leer... aunque tú te hayas distanciado de la novela, siempre habrá partes que tú no puedas corregir. Ten en cuenta que al escribir tenemos toda la historia en la cabeza, por lo que a veces escribimos escenas donde damos por hecho cosas que no hemos indicado a los lectores. Un lector cero (persona que lee la novela antes del intento de publicación) es lo mejor para tener una visión objetiva, diferente a la nuestra y para que nos alerte de este tipo de problemas.

Todos tenemos ese amigo que se encierra y lo lee

¿Lo cuarto? Crea una buena sinopsis y un buen título
Ya tienes gente que te ha leído la novela, has vuelto a revisar todo y tienes que enfrentarte a la sinopsis. Ten en cuenta que la sinopsis es el resumen de la novela, y de nuevo debes evitar creer que las cosas que tu conoces de tu libro también lo hace el resto de personas. La sinopsis es lo que entra por los ojos, tanto a los lectores como a las editoriales. Cuida la forma en que lo expresas (yo soy fan de las sinopsis en primera persona, pero a veces no quedan bien si tu novela no se centra en un personaje sino en varios) y piensa, antes de nada, qué es lo que quieres mostrar y qué no.


¿Lo quinto? A buscar editoriales.
Es muy fácil coger un listado de editoriales, buscar su correo y enviar el manuscrito a lo loco. Pero no es lo que tienes que hacer. Si tu novela es de fantasía, tendrás que enviarlo a editoriales relacionadas con la fantasía, no con ensayos o poesía. Si no haces esto, no recibirás respuesta y te desanimarás. También te aconsejo revisar las opiniones de editoriales pequeñas, ya que a veces muchos autores se arrepienten de haber publicado con esa editorial ¿Principales razones? falta de distribución, no corrigen el texto, no pasan los pagos, no se preocupan en promocionar o son timadores.

Esta editorial no sé si... ¿Esto qué género es?

¿Lo sexto? Registra tu novela.
Hazlo antes de cualquier envío a editorial. Como sea: registrarla no es caro, pero te aconsejo leer artículos sobre este tipo de registros, ya que puedes hacerlo desde el registro de obras del ministerio, o desde safe creative. Yo he leído que con enviarte la novela a tu correo o tener algo que certifique que esa novela es tuya, basta. Pero esto sería buscarlo en internet.



¿Lo séptimo? Envía tu manuscrito
Ya tienes un listado de editoriales que te gustan y donde crees que tu novela va a tener cabida; has revisado tu novela, tiene una gran sinopsis y está registrada. Sólo te queda preparar tu carta de presentación: presentarte como autor, hacer hincapié en si has ganado o no algún premio o tienes un blog, presentar tus redes sociales... y enviar el manuscrito. Lee atentamente las instrucciones de cada editorial; algunos piden el manuscrito completo, otros piden adelantos y otros directamente no tienen abierto el envío de manuscritos.



¿Lo octavo? Esperar.
La virtud del escritor es la paciencia, tanto para tardar más de un año en escribir una novela, más de otro año en corregirla y más de un año en esperar una respuesta de la editorial. Normalmente no suelen darte respuesta si no les ha interesado tu novela, ¡pero bueno! ponte con otros proyectos y olvídate. Mi consejo es que si en seis meses no has recibido nada, busques otras editoriales, o incluso concursos donde puedas presentarla. 


Y vosotros, ¿Cuál creéis que son los pasos que tienes que seguir al terminar la novela?


Para cualquier duda o sugerencia, tenéis mi correo: elblogdemartaconejo@gmail.com

¡No dudes en contactar conmigo!

viernes, 2 de septiembre de 2016

Qué busco en un libro (como lectora)

Como veréis, me he tomado un verano alejado del blog, aunque espero volver con novedades, muchos post y cosas bonitas. 

Hoy quiero hablar sobre la literatura. Como escritora, admito que pienso muy bien qué busca un lector, y cómo lo quiere leer. Por eso, quería compartir con vosotros qué es aquello que yo busco cuando estoy leyendo una novela, y el por qué me gustan algunos libros y otros no.

1. SUS PERSONAJES
Considero que son esenciales para una novela, tanto cuando leo como cuando escribo. Me encanta leer libros donde los personajes tengan dos dedos de frente, historias que hayan creado en él luces y sombras, que tengan una ética con la que puedas estar de acuerdo o no, pero que evite el típico personaje bueno y el típico personaje malo que se enfrentan por una necesidad imperante y desconocida. ¿Buenos personajes, a mi gusto? Kvothe, de "El nombre del viento" (pero más le valía al autor con esos librazos que hace), o Dujal, del libro "La Corte de los Espejos".


2. UNA TRAMA "LÓGICA"
A ver, me explico. Me encanta leer fantasía, y cuando digo una trama lógica no me refiero a que sea realizable, sino que los actos que se lleven a cabo y lo que ocurra sea el producto de una línea lógica de actuación, de que se respete el tiempo de la novela, los lugares y las personas. Muchas veces me he encontrado con novelas donde la principal motivación del personaje ha sido salvar a alguien del que el autor no nos cuenta nada pero oye, que ya lo ha dejado caer. 



3. NO RESOLVER LAS COSAS POR ARTE DE MAGIA
Y vuelvo a reiterar lo de la fantasía: es verdad que parece que, al escribir ficción, tenemos más fácil eso de cerrar la trama y de dar un final que consiga aunar todas las historias de la novela. Pero no podemos dejar que el final sea una serie de coincidencias, pareciendo que nuestro personaje es un imán de la buena suerte. Personalmente, le resta calidad al libro.



4. NO CAER EN LOS ESTEREOTIPOS
Chica o chico perdido. No conoce a sus padres. No es nada. El mundo, mientras, busca un héroe. Ahí está él, ouh yeah. Le dan el carnet de héroe de la temporada y ya sabe hacer de todo. Uhm.



5. QUE ME TRANSPORTE AL LUGAR
Ahora que estoy leyendo "la corte de los espejos" estoy recordando esa sensación de magia, de disfrutar de un libro por la forma en la que está escrita y en cómo describe su alrededor. Un libro debe evitar explicarte cómo es el mundo, y debe hacerte acceder a él mediante los personajes, con sus historias, sus vivencias y sus acciones.



Y tú, ¿Qué buscas cuando lees un libro?